Importancia del cuidado íntimo en hombres y mujeres

Yogi Tea Navidad, una solucion mágica y saludable para estas fiestas
Yogi Tea Navidad, una solución mágica y saludable para estas fiestas
23 diciembre, 2019
Ecover, ventajas de sus productos de limpieza ECO
Ecover, ventajas de sus productos de limpieza ECO
31 enero, 2020

Aunque lo relacionado con la higiene íntima suele ser un tema difícil de tratar, no significa que deba obviarse. De hecho, la mayoría de conocimientos son aquellos consejos que se pasan de unas personas a otras sin mayor rigor, motivo por el siguen existiendo mitos que les impiden tener hábitos más adecuados. Por ello, hoy queremos hablar de la importancia de este tratamiento para hombres como para mujeres. ¡Descubre con Bioherbolario las principales consideraciones sobre la inclusión de esta rutina diaria!

¿Por qué prestar atención a la higiene íntima?

Seguramente ya lo sepas, tu zona íntima es una de las más sensibles del cuerpo, motivo por el que debes mantener su balance y disminuir el riesgo de infecciones. Afirmar que la higiene es necesaria para mantener una buena salud es algo innegable. No obstante, no todo el mundo atiende a esta parte de su cuerpo.

Existen muchas situaciones que pueden alterar el equilibrio de nuestro ecosistema íntimo, más allá de una simple higiene íntima inadecuada: la toma de antibióticos, el estrés, el uso de roja muy ajustada y no transpirable…

Y, claro, esta alteración favorece la colonización de la zona por diferentes bacterias, incrementando las posibilidades de contraer una infección que puede traerte algún que otro dolor de cabeza. Por ello, hoy queremos traerte los mejores consejos para seguir unos hábitos saludables.

Consejos para una correcta higiene íntima

  • Lava únicamente con agua y utilizando un jabón específico para esta tarea, el cual no irrite la delicada piel de la zona. En Bioherbolario, por ejemplo, contamos con una amplia variedad de productos destinados concretamente para esta tarea. Además, elaborados de manera totalmente natural.
  • En el caso de la mujer, hay que limitar la limpieza a la vulva, sin incluir el interior vaginal. Se recomienda abrir un poco los labios vaginales para retirar el esmegma (grasa) que tiende a acumularse a lo largo del día.
  • Por otro lado, el hombre debe bajar el prepucio y limpiar el glande con abundante agua y jabón suave para evitar secreciones y mal olor.
  • Una vez se hayan realizado estas acciones, es primordial secar muy bien los genitales, evitando la humedad y el calor. De no ser así, propiciaríamos la aparición de hongos y bacterias.
  • Durante la menstruación, la mujer puede usar tampones perfectamente, pero debe asegurarse de cambiarlos (al igual que las toallas higiénicas) en base a las indicaciones de uso.

Por último, pero no menos importante, recuerda que el lavado de la zona íntima puede realizarse de forma independiente al resto del cuerpo, con la presencia de un bidé o aprovechando las duchas o baños.

Tal y como hemos comentado, es una de las partes más delicadas del cuerpo, motivo por el que te aconsejamos ser responsable con ella. ¡Entra en nuestro catálogo y cuídate con productos respetuosos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *