Razones por las que hacer ejercicio durante el embarazo es bueno

Cetonas de frambuesa
Controla tu peso con las cetonas de frambuesa
30 julio, 2018
Descubre los mejores sustitutivos del azúcar
3 agosto, 2018

Seguro que llevabas mucho tiempo buscándolo y te hace muchísima ilusión concebir a tu futuro hijo. Ahora estás buscando cunas, baberos, patucos y bodies para tu bebé. Es genial que estés pensando ya en darle la bienvenida, pero, desde Bioherbolario, queremos que pienses también en ti, que te cuides lo máximo posible para evitar en la mayor medida posible los efectos negativos que puede provocar el embarazo.

No dejes de hacer ejercicio durante el embarazo

El ejercicio físico resultará beneficioso para ti y para tu bebé por múltiples razones. ¡Atenta!

1. Te ayudará a sentirte mejor. Lógicamente, notarás cambios en tu cuerpo, tanto a nivel externo como interno, y puedes llegar a sentirte muy extraña. El ejercicio contribuirá a que recuperes la energía y la sensación de control sobre tu cuerpo.

Además, una de las características principales del ejercicio es que ayuda a liberar estrés, a través de la expulsión de endorfinas, que es una sustancia química que produce nuestro cerebro.

La actividad física te beneficiará, porque:

  • Aliviará tus dolores de espalda y te ayudará a mejorar la postura. Asimismo, fortalecerás esta zona, los glúteos y los muslos.
  • Te permitirá prevenir el deterioro de tus articulaciones, puesto que activa el líquido sinovial, que es un lubricante natural.
  • Te ayudará a dormir mejor.
  • Mejorarás tu ritmo intestinal.

2. Prepararás tu cuerpo para el nacimiento de tu hijo. El parto te resultará más sencillo, puesto que controlarás la respiración, tu corazón y tus músculos. Además, si resulta que tu parto se prolonga más de lo deseado, resistirás mejor el dolor.

3. Te resultará más fácil recuperar la figura que tenías antes del embarazo, puesto que acumularás menos grasa. No es necesario que tengas como objetivo adelgazar durante el embarazo, sin contar, evidentemente, con los kilos que ganas cuando tienes un bebé dentro. El objetivo más realista debe ser mantener tu estado físico.

Antes de preparar un programa de ejercicio, es recomendable que hables con la persona que se encarga de hacer tus rutinas, en el caso de que seas una asidua del gimnasio, para que adapte los ejercicios a tu estado, o con tu médico, aunque es menos recomendable, ya que no suelen estar especializados en estos asuntos. Te recomendamos también que hables con algún fisioterapeuta que esté especializado en ejercicios hipopresivos y de suelo pélvico, puesto que, si los complementas con tu actividad física habitual, te ayudarán a tener un parto y una recuperación más llevaderos.

Algunos de los ejercicios que cualquier embarazada puede hacer son:

  • Caminar: así evitarás tantos problemas circulatorios y la hinchazón de piernas y pies.
  • Hacer bicicleta: se puede realizar ciclismo únicamente hasta el quinto o sexto mes de embarazo, puesto que, a partir de entonces, el volumen de tu barriga podría desequilibrarte. Una buena opción es llevar a cabo esta actividad en una bicicleta estática.
  • Hacer ejercicios en el agua: ya sea nadar, aquaerobic o cualquier otra disciplina. En el agua, sentirás como se reduce tu peso físico y el riesgo de lesiones. Asimismo, evita el sobrecalentamiento del cuerpo, tan propio de los embarazos.

No dejes que tu embarazo te pare.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *